AUTOCONSUMO

¿Tengo que pagar el llamado "impuesto al sol"?

El RD 900/2015 indica que el impuesto al término de energía no afecta a las instalaciones de menos de 10 kilovatios (kW) y la mayoría de instalaciones domésticas tienen una potencia inferior. Por tanto, sólo estarán afectadas aquellas instalaciones con baterías con el objetivo de reducción de potencia o bien en aquellos casos donde la potencia de la instalación supere la potencia contratada a la vivienda o comunidad. Esto tampoco ocurre en la mayoría de instalaciones domésticas.

Actualmente, no hay conocimiento sobre ninguna instalación que esté pagando el famoso "impuesto al sol".

Europa, mediante las directivas europeas, apuesta por el modelo de generación de energías renovables como la fotovoltaica. En este sentido, se espera que "cuestiones" como el impuesto al sol desaparezcan en el futuro y que se disponga de más mecanicismo para los consumidores proactivos. El consumidor proactivo o prosumer es una figura reconocida en la directiva "Energy Efficiency Directive Winter package 2016".